viernes, 14 de noviembre de 2008

Silencio

Silencio, hoy no quiero escucharte.
Hoy quiero que tu espacio vacío no diga nada.
por favor, ya cállate de una vez.
tus palabras ya no me hacen bien.

No... ya no soy tu preciosa, así que deja de decirme así
tampoco soy tu amor ni voy a casarme contigo
deja de decirlo, por favor, deja de decirlo.
que todo eso ya perdió el sentido
y ahora esas palabras no entienden el límite de la crueldad.

Ya deja de estar en todas partes
a veces parece que te sobra el tiempo.
Hoy solo espero que cada una de tus palabras mueran
y desaparezcan al tocarlas con los dedos... justo antes de conocer el sonido de tu voz.

Silencio... yo tambien haré silencio
Dejaré de hablarte cada día
Tal vez así te canses de hablarle a una muñeca rota
y busques otro escenario perfecto para las palabras más bonitas del mundo.

Ya todo está dicho.

8 comentarios:

  1. Duras palabras, transmiten rabia y dolor a partes iguales.

    ¿Realidad o ficción? Si es tu realidad, deseo que superes pronto este momento... y que el silencio solamente sea un estado pasajero.

    Besos.

    P.D. Te he intentado poner en la lista de blogs recomendados, pero siempre me da errores. ¿Tienes e-mail?

    ResponderEliminar
  2. hola grecia! metele una media en la boca, y ponte algodones en los oidos, q lo unico q puedas es leer algo q te evada del ruido. besos

    ResponderEliminar
  3. A veces la gente deberia aprender a tener mas silencio.
    Me a gustado tu blog.
    Espero poder leerte mas a menudo :)

    ResponderEliminar
  4. No digas una palabra.
    No rompas más muñecas.
    Un besillo

    ResponderEliminar
  5. si alguien me esperara en algun lugar19 de noviembre de 2008, 12:31

    Es dificil renunciar a situaciones pasadas que nos hicieron sentir bien. Es dificil darse cuenta que todo acabo y que ahora solo quesa el dolor, la soledad, la esperanza frustada.
    Pero son epocas que pasan, ya veras. Todo lo malo tiende a volar, a irse fuera de nosotros.
    Pronto todo se ve diferente y se de que hablo.
    Besitos muchos

    ResponderEliminar
  6. Querida Grecia... podemos callar los labios, cerrarlos, cocerlos con hilos de bronca, de cansancio.. y tambien podemos taparnos los oidos con algodones que pesan como el hierro del olvido...
    ahora decime... tenes la receta para callar al corazon? grita y lo pide, calla y lo oye. maldito circulo vicioso de haberlo encontrado....
    un abrazo,

    Fanny.

    ResponderEliminar
  7. Gracias por pasar por mi blog, te hecho un enlace para seguir entrando en tu blog y seguir leyendote :)

    ResponderEliminar
  8. que se encarguqe ahora el tiempo... vive tus sueños clandestinamente lejos de su encuentro.. vivelos porque no podemos vivir muriendo por ellos.. hay que seguir.. pero para tod hay su momento.. el debe de entenderlo

    precioso post nena linda


    muacks ?= sabes que te tengo muco cariño?

    ResponderEliminar